Noticias

mayo 19, 2020

El pueblo ayuda al pueblo – Mujeres en resistencia: la olla común de la Población el Progreso

por equipo ACIWA

¿Cuantas porciones son? pregunta Verónica, mientras recibe las fuentes y ollas que lxs vecinxs de la población El Progreso de San Antonio, en Temuko, llevan hasta la casa de Angélica, una de las seis mujeres que cada Lunes, Miércoles y Viernes, cocinan para lxs vecinxs del barrio en estos momentos difíciles, de cesantía y carencias básicas. Junto a ellas, están Elizabeth, Evelyn, Fresia y Rosa. El menú de hoy: guiso de arvejas, pan y uvas de postre. 


La solidaridad entre vecinxs ha sido una de las maneras de sostener la alimentación diaria de miles de familias en todo Chile y Wallmapu. En Temuko, bajo la lluvia, las ollas comunes se multiplican día a día por la ciudad. Con ellas, también la organización de poblaciones que históricamente han hecho del apoyo mutuo, la estrategia para resistir el abandono y la segregación de políticas públicas que no entienden la realidad de tantxs. “Yo llevo más de 30 años trabajando con mis vecinos, y nadie viene a solucionarnos ningún problema aquí”, resume Angélica.

Tres veces a la semana, de cara al Cerro Conun Huenu, dos fondos de comida perfuman el pasaje Isla Negra. Las ollas se llenan gracias a los aportes solidarios de vecinxs y locatarixs del barrio y de otros sectores de Temuko. Panaderías, carnicerías, hortalizas de comunidades mapuche, abastecen los alimentos que se preparan, y que hoy están dando de comer a más de 120 familias. Y cada dia se necesitan más raciones. 

En casa de Angélica, todas las mujeres llevan guantes, mascarillas y delantales. “si tu te pones a pensar que te vas a contagiar, te vas a contagiar, y no vas a ayudar a nadie así” sentencia Angélica. “Sabemos que corremos riesgo; yo soy asmática, pero aquí estamos dando la lucha, dando la cara por nuestros vecinos. No saco nada con decir que me voy a quedar en la casa, ¿qué pasa con los que se quedan afuera?”.

La casa de Angélica es el centro de operaciones. Hace meses que la Sede Social del barrio se encuentra sin agua. Durante el verano, el grupo de mujeres se encontraban planificando cocinar curantos los fines de semana para saldar la deuda que se mantiene con la Compañía General de Electricidad (CGE). Pero vino el COVID-19 y los planes se modificaron abruptamente. Hasta hoy, en medio de la crisis sanitaria global más grave de la que se tenga registro, el espacio comunitario de la Población sigue sin agua.

¿La olla había que traerla de vuelta? pregunta Gisela junto a Matías. Ellxs participan en las ollas comunes, y en tiempos antes de la pandemia, se dedicaban a ayudar con el reforzamiento de los contenidos de la escuela junto a lxs niñxs del barrio. Hoy, cada día de olla común en El Progreso, salen a repartir raciones a las casas de lxs adultxs mayores del barrio, para cuidar que ellxs no salgan a exponerse fuera de sus casas.

Con la idea de una nueva cuarentena total que ronda por Temuko, y ante el aumento de todas las cifras relacionadas a la pandemia, las mujeres proyectan el futuro. “Nos estamos haciendo la idea de que vamos a tener que seguir, que esta cosa no va a parar. Porque, si nosotras paramos ¿quién le va a dar almuerzo a nuestros vecinos, a los adultos mayores, a los niños?” reflexionan las mujeres, alrededor de las cocinillas que aún tienen comida humeante para repartir. “La idea es no parar hasta que veamos que la cosa está bien, que mis compañeras sigan apechugando, son mujeres guerreras” dice Angélica entre las risas de sus compañeras. 

Hoy, los aportes de todxs quienes puedan cooperar son fundamentales para continuar con las ollas prendidas. “Nosotras no esperamos nada a cambio. Estamos haciendo esto porque lo sentimos, y porque tenemos la garra para seguir adelante.”


Aportes de alimentos
Isla Negra 1741
Población El Progreso
San Antonio
Temuko

Aportes en dinero
Cuenta Rut Banco Estado
12.534.052-0
Maria Angélica Rios Rocco
+56 9 61659530

Contacto telefónico
Elizabeth Ojeda
+56 9 74583867

Redes Sociales

Galería