Noticias

noviembre 20, 2019

Monólogos por la organización de un territorio: Amanecer II

por equipo ACIWA

Mi nombre es Karina, vivo en la Villa Cautín, que pertenece al sector Amanecer. Junto a otros vecinos de otros sectores, de la Villa Florencia, organizamos una asamblea en Amanecer, en un sector histórico que es Venecia con Milano. La actividad en sí era una asamblea en donde todos como vecinos nos reunimos para conversar de las necesidades y de la situación que hoy en día está viviendo el país.

Entendemos que cada territorio tiene necesidades diferentes y en esa diversidad cada territorio también tiene que ir haciéndose cargo de las situaciones que nos competen a cada uno de nosotros.

Primero generamos vínculos, nos dimos cuenta que dentro de nuestro mismo sector existen otras organizaciones que no conocíamos y que no habríamos conocido de no haber estado en esa instancia. Por lo tanto, generamos esa vinculación que es súper enriquecedora para todos nosotros, porque nos genera mayor alcance para distintas cosas, por ejemplo, sesiones de cine, trabajar con niños, con adultos mayores y así poder abarcar a toda gente que vivimos aquí en el sector.

Creo que lo más importante fue eso y entender que cada uno de los vecinos está súper consciente de lo que está pasando en la sociedad, del estallido social, de sus causas. Nadie más se quiere quedar callado, queremos conversar de estas situaciones, queremos hablar, queremos decirlo. 

Para mí, el estallido social partió porque ya la gente se dio cuenta de que en realidad las políticas públicas, la justicia social no existía para nosotros, para los sectores más marginados de la sociedad. En Temuco, el sector Amanecer fue super reprimido en Estado de emergencia por carabineros, por milicos y eso ha provocado en la gente la consciencia de que las políticas y el Estado deberían trabajar desde sus bases, que somos nosotros, que somos el pueblo, que somos los sectores más vulnerables, los marginados, los que estamos desechados de la sociedad.

Nos han estratificado como clase pobre, clase media y al final somos todos pobres, la clase media la única diferencia que tienen con los pobres es que ellos pueden adquirir créditos, pueden tener tarjetas de créditos y con eso tener un mejor nivel de #endeudamiento más que nosotros. Nosotros los pobres, que son estos sectores históricos en Temuco sobre todo y en otros partes del país, somos los que tenemos que vivir con lo que tenemos no más.

Nos han vulnerado, han vulnerado nuestros derechos, el derecho a la educación de calidad, el derecho a una vivienda digna, el derecho al agua, a la electricidad, el derecho al ocio. Todos pensábamos que el ocio era algo de flojera, pero es algo necesario; nos hemos ido dando cuenta en las jornadas cortas de estos días que las familias hoy en día se van a las plazas, van y juegan con sus hijos, están disfrutando de sus familias.

Nosotros sabemos lo que necesitamos, los burgueses no saben, las clases políticas, las elites no entienden lo que un pobre necesita porque nunca lo han vivido, porque han vivido toda su vida sabiendo que van a heredar y van a heredar y van a heredar, todo el poder.

Yo creo que el pueblo se ha ido dando cuenta de que el poder lo tenemos nosotros y nosotros somos más, y que en realidad el modelo instaurado en base al capitalismo heredado por la dictadura, que en Chile fue un experimento dentro de este modelo neoliberal. nos ha hecho ser desiguales y cada vez acrecentando más la brecha entre los ricos y los pobres.

¿Qué rescato de hablar y debatir entre vecinas y vecinos? Irse enterando de todas estas situaciones, todo esto que estábamos viviendo cada uno encerrados en sus casas. Todos teníamos conocimiento de lo que estábamos viviendo, de que ya no tenemos vergüenza de decir que estamos mal, de que nos falta esto que nos falta esto otro, de que podemos empezar a generar un vínculo cooperativo entre vecinos. Vivir una #economía sustentable entre nosotros como vecinos: el #trueque, el #intercambio, vender cosas más baratas entre nosotros. Yo creo que eso también genera mayor consciencia de que todos sabemos lo que pasa, todos sabemos lo que hemos sufrido y ahora ya no tenemos miedo, lo podemos decir y salen ideas desde otros vecinos, organizaciones o querer organizarse para poder generar una vida comunitaria que sea para nosotros y desde nosotros, empezar a generar la participación, la consciencia social.

Entender también que tenemos la responsabilidad en el voto, de votar con consciencia, de entender que aquí el municipio liderado por Becker y su pseudo imperio lleva años y años en el poder, ya estamos cansados, ya no queremos más vivir así. Queremos ver que nazcan nuevos líderes, ver que esta casta política empiece a decaer, para que empiecen a levantarse liderazgos desde el pueblo, sabiendo las necesidades de cada uno. 

Así como hay afiches que dicen que un ministro de educación tiene que ser un profesor, un ministro de desarrollo social debería ser alguien que está viviendo aquí, en una población, alguien que sabe lo que falta; una dueña de casa que sabe administrar lo poco que tenemos, esas cosas nos van vinculando unos con otros, ver realidades de otras personas, comprender que no somos los únicos que la estamos pasando así, que no somos los únicos que nos sentimos marginados, que somos más, que estamos cansados y no queremos vivir así.  

Redes Sociales

Galería